Síguenos:        

 

Despidos por la fuerza, eso sí …. con precio pactado

4 de diciembre de 2018
CGT - Grupo WiZink

En el día de hoy finaliza el periodo formal de consultas del ERE, y la empresa ha convertido la mesa negociadora en un mero mercadeo, donde, a través de ofertas y contraofertas ya casi coincidentes desde hace algunos días, lo único que ya se está negociando es el precio que permita a la empresa poder despedir a casi 100 trabajadores.

Mientras, desde CGT seguimos solicitando a la empresa la retirada del ERE. No existe ninguna causa objetiva que lo justifique, más allá de las derivadas, entre otras, de la codicia de un fondo (“buitre”) de inversión, y de los directivos de esta entidad, que buscan maximizar todo el beneficio posible para después poner en venta WiZink. Un futuro desesperanzador.

Dado que lo consideramos de total importancia, CGT insistimos en la voluntariedad. A estas alturas de las negociaciones la plantilla tiene derecho a conocer que es lo que entiende cada una de las partes en la Mesa por voluntariedad, para que nadie caiga en engaño. Así, la empresa ha manifestado de forma contundente, rotunda e innegociable que la voluntariedad que quiere incluir en el Acuerdo es condicionada. Si no hay trabajadores que acepten causar baja, suficientes para alcanzar el número de despidos que ella ha fijado, será la empresa quien decida, POR LA FUERZA, los empleados que serán despedidos. Si a esto añadimos el derecho de veto que se reserva, el resultado final es que la empresa podrá despedir a cualquier trabajador que desee. Podrá vetar al que se quiera marchar, y después despedir al que no se quiere ir. Quien no tenga claro esto, lo va a poder apreciar muy pronto, cuando firmen el Acuerdo de ERE, y la empresa empiece a llamar trabajadores al Departamento de Recursos Humanos.

Para CGT la voluntariedad tiene que ser plena e incondicional para el trabajador, es decir, el empleado que quiera irse se va, y el empleado que no quiera irse no se va, así de sencillo. Los trabajadores han de saber que en la mesa de negociación, a día de hoy, CGT somos el único sindicato que está defendiendo de manera clara, concisa, precisa e insistente, en que la única voluntariedad aceptable es la que decida el trabajador, libre e individualmente, de forma que pueda decidir su futuro, y que no le sea impuesto en contra de su voluntad. Sólo falta que los otros sindicatos presentes en la Mesa, se pronuncien con igual claridad sobre la voluntariedad. Cada uno debe asumir la responsabilidad que le corresponde.

Hoy nuevamente tendrá lugar otra importante protesta sindical, que tiene que resultar masiva, que sirva para que la empresa aprecie el rechazo de la plantilla a los despidos.

Martes, 4 de Diciembre de 2018
Sede de WiZink - Ulises, 16 De 12:00h. a 13:00h.


 

 
 

Archivo de comunicaciones
© Copyright CGT