Síguenos:        

 

4ª Reunión Mesa ERE WiZink Gestión
La empresa convierte la negociación en un inaceptable chantaje

22 de noviembre de 2018
CGT - Grupo WiZink

La reunión de ayer de la Mesa ERE de WiZinkGestión quedará durante mucho tiempo como un referente de la poca estima que a la Dirección le merecen sus trabajadores.

La empresa daba comienzo a la reunión “mareando la perdiz” con unas pocas mejoras más para los que acepten causar baja en en Zaragoza, y algunas promesas de ayudar en recolocaciones en las agencias externas a las que se ha llevado el trabajo. Todo un esfuerzo por su parte.
También formuló su indemnización para los despidos, 33 días de salario por año de servicio, con tope de 24 mensualidades, la misma que ha realizado en el ERE del banco, donde ya ha sido rechazada por los sindicatos, y que constituye una verdadera vergüenza considerando que el Grupo WiZink obtiene elevados resultados anuales y sus directivos son muy generosamente retribuidos.

Pero lo más significativo y relevante tuvo lugar respecto a la desafectación de empleados incluidos en el ERE. Ante los numerosos reparos que venimos efectuando los sindicatos en ambas mesas (WB y WG) al Informe Técnico común en el que justifican el ERE (que desde CGT consideramos chapucero, poco serio, nada riguroso, y número de afectados intencionadamente inflado), la empresa manifestó estar revisando el Informe Técnico y que podía desafectar a los empleados de los Cubos 5, 6 y 7, en los que prestan servicio 20 trabajadores.

Lo que suponía una noticia positiva (que alguien desde la Mesa difundió apresuradamente por “mensajito” en su afán de colgarse medalla), como es que un buen número de compañeros puedan seguir conservando su empleo, resultó ser finalmente toda una engañosa artimaña.
A requerimiento de CGT, la empresa pasó a “matizar” su postura, diciendo que la desafectación sólo la admitiría en el caso de que en la negociación se llegue a un Acuerdo final.

Por si alguien aún no lo entiende, la empresa RECONOCE QUE NO ES NECESARIO DESPEDIR a estos trabajadores, y PUDIENDO NO HACERLO, no renuncia a causar ese gravísimo daño, sino que LO CONDICIONA a que aceptemos los demás despidos y poder llevarse fuera el trabajo.

Desde CGT consideramos esta forma de actuar como un chantaje de la Empresa, inadmisible, y que deja en evidencia los verdaderos valores de entidad en la que trabajamos. Nuestra respuesta en la Mesa fue la de exigir que estos trabajadores salgan ya del ERE, donde no deben estar ni un minuto más, pase lo que pase después. No tienen por qué continuar con la angustia de ver su puesto de trabajo en peligro cuando ya no hay razón que lo justifique.

Además, este precedente deja muy claro que la negociación del ERE se convierte a partir de ahora en una farsa. De no aceptar todo que la empresa quiera imponer, a cambio sólo de lo que voluntariamente acepte conceder, al final amenazará con no respetar nada de cuanto se ha ido comprometiendo.

Los trabajadores hemos de ser conscientes de que en una Mesa de negociación lo que verdaderamente vale no son las razones que se invocan, sino la fuerza para imponerlas. Y en nuestro caso no es otra que las movilizaciones de la plantilla y el deterioro de su imagen.
Si queremos ser fuertes de verdad para enfrentarnos a las agresiones y a los abusos de la empresa, …

CGT, el sindicato diferente

que lucha y no trafica con el empleo.


 

 
 

Archivo de comunicaciones
© Copyright CGT